Preguntas Frecuentes

Please select your question category

Para que una entidad financiera te conceda el préstamo hipotecario de una vivienda, es necesario que cumplas los siguientes requisitos:

- Tener unos ingresos mensuales acreditados mediante nómina o facturación en caso de autónomo

- No tener un endeudamiento superior al 30%

- Ser cliente de la entidad financiera con una antigüedad mínima de 2 meses

Si cumples estos requisitos, posiblemente sí que puedas obtener la financiación para comprar una vivienda.

Para las vivienda protegidas de régimen general el préstamo convenido supone un máximo del 80% del valor de la vivienda (trastero y garajes si están vinculados) al 2,6 % (tipo de interés actual) y con una duración de 25, 30, 35 o 40 años.

Intereses y amortización de la cantidad prestada. Al principio se paga una mayor parte de intereses.

En el caso de Vivienda Protegida, la duración del préstamo hipotecario puede ser de 25, 30, 35 ó 40 años.
En el caso de Vivienda Libre, la duración del préstamo hipotecario será acordada entre el comprador y la entidad financiera con la que se formalice el préstamo hipotecario.
En los años 2013 y 2014, oscila entre 20 y 25 años.

Ambos, aunque lo común es variable.
Actualmente, el de VPO es referenciado a Euribor con un aumento del 1,25%, en préstamo libre el aumento sobre el Euribor oscila entre el 2,5 y el 4%.

Es un índice de referencia publicado diariamente que indica el tipo de interés promedio al que las entidades financieras se ofrecen a prestar dinero.

En fijo no subiría nada, aunque el tipo de interés al que se firme sea superior.
En variable, depende del importe y de la duración, pero si cogemos como ejemplo un préstamo de 80.000 € a 25 años y con el actual tipo de interés de VPO Euribor + 1,25%, podríamos decir:

 

TIPO INTERÉS

CUOTA

INCREMENTO

1,79%

330,96 €

 

2,29%

350,49 €

19,53 €

2,79%

370,69 €

20,20 €

 

Puesto que la previsión es que se mantenga cercano al 0 durante unos años, y como se aumentaría sobre el capital pendiente, se podría decir que por cada 0,5% de incremento, se produciría un aumento de 20 €/mes en la cuota resultante. Éste importe correspondería a un aumento de un 6% en la cuota.

Se podrá obtener Ayudas siempre que se cumplan unos requisitos, tanto por parte del comprador (similares a los de vivienda protegida, en este caso elevándose el límite de ingresos) como por la vivienda (que son también similares a los de vivienda protegida, es decir existe una limitación de superficie y otra de precio máximo).

Actualmente nuestra promotora tiene a la venta viviendas que cumplan esos requisitos.

Se podrá obtener Ayudas siempre que se cumplan unos requisitos, tanto por parte del comprador (similares a los de vivienda protegida, en este caso elevándose el límite de ingresos) como por la vivienda (que son también similares a los de vivienda protegida, es decir existe una limitación de superficie y otra de precio máximo).

Actualmente nuestra promotora tiene a la venta viviendas que cumplan esos requisitos.

La principal ventaja que tiene adquirir una Vivienda de Protección Oficial frente a una Vivienda de Renta Libre o una Vivienda de Segunda Mano, es el tipo de interés del préstamo hipotecario.

Como ejemplo, una vivienda de nuestra promoción "Gamma II" actualmente firmaría una hipoteca con un tipo de interés del 1,8%, mientras que en cualquier Vivienda de Renta Libre o Segunda Mano oscilaría entré el 2,5% y el 4%.

Además, las Viviendas de Protección Oficial gozan de las siguientes ventajas:
- Bonificación del 50% en los gastos de Notaría y Registro de la Propiedad
- Exención en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados
- Bonificación del 50% en el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles durante los 3 primeros años (contados a partir del año de finalización de la obra)

Son Viviendas Protegidas de Nueva Construcción (VPNC) las que destinadas a domicilio habitual y permanente, tienen una superficie útil máxima de 90 metros cuadrados.

Los destinatarios de estas viviendas deberán tener unos ingresos familiares que no excedan de 4,5 veces IPREM.

Cuando la entidad financiera prepara la subrogación del préstamo, solicita al comprador una provisión de fondos para atender los gastos de Notaría, Registro, Gestión y Seguro de Incendios obligatorio.

Cuando se trata de Vivienda Protegida, existe exención en el IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados).

Sin que sea muy exacto, se podría estimar una provisión de fondos de entre un 1% y un 1,6% del valor de la vivienda. Es decir, para el caso de una vivienda de 130.000 €, estaríamos hablando de una provisión de entre 1.300 y 2.080 €.

El IVA es un tributo indirecto que recae sobre el consumo y grava, en este caso, la adquisición de los bienes inmuebles por primera compra.

El IVA que grava la vivienda es el 10%.

Cuando se compra un trastero y/o hasta 2 plazas de garaje junto a la vivienda, el IVA que se aplica a estos inmuebles sigue siendo el 10%.

La adquisición de un trastero y/o una o más plazas de garaje que no se realice en el momento de compra de una vivienda, implicará que se grave con un 21% de IVA.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales es un impuesto que grava todas aquellas transmisiones de bienes que no se encuentran gravados por el Impuesto sobre el Valor Añadido, es decir, las transmisiones de los bienes de segunda mano.

Actualmente el porcentaje que se aplica es el 10% del precio de venta del inmueble.

Para nuestra promotora es muy importante que el cliente personalice su vivienda en la medida en que nuestros proveedores, los distintos proyectos del edificio y la normativa vigente en cada caso lo permita.

Para ello disponemos de un equipo de técnicos y profesional interiorista que facilitan a nuestros clientes toda la información sobre las diferentes partidas modificables y el asesoramiento necesario en cada caso.

El Real Decreto 515/1989, de 21 de abril sobre protección de los consumidores en cuanto a la información a suministrar en la compraventa y arrendamiento de viviendas, es el que regula el derecho del consumidor a la correcta y completa información y el uso del bien adquirido.

Respecto a las viviendas comercializadas por esta promotora, en nuestras oficinas les entregaremos toda la documentación necesaria de su vivienda y les informaremos detalladamente sobre todas las particularidades de su vivienda que deban conocer.

Es un derecho preferencial de compra que tiene la Generalitat Valenciana sobre esas viviendas, de manera que si se desea vender hay que comunicar la intención de venta, especificando el precio de venta a la Administración, que notificará si está interesada en la adquisición de la misma

1. Durante los 10 primeros años desde la fecha de formalización de la adquisición, existe una prohibición de transmisión o de cesión de uso que podrá dejarse sin efecto en determinados supuestos, como por ejemplo, cambio de localidad de residencia del titular de la vivienda, extinción de condominio (pasar de ser 2 propietarios a 1), etc. Para ello se deberá solicitar la autorización expresa de la Consellería y se deberá proceder a la devolución de las ayudas económicas recibidas más los intereses legales producidos desde el momento de la percepción y a la cancelación del préstamo.

2. Si se quiere vender después de esos 10 años y hasta el año 30, sólo será necesario cancelar el préstamo convenido y respetar el precio máximo fijado por la Consellería para la venta.

3. Si se quiere vender la vivienda pasados los 30 años desde la formalización de la adquisición, no habrá limitación del precio de venta, la vivienda será libre.

Es un informe que emite un técnico superior, Arquitecto o Ingeniero, en el que se evalúa el consumo de energía de una vivienda.

Se puntúa con letras, de la A (más eficiente) a la G, igual que las etiquetas que tienen los electrodomésticos.

El documento tiene una validez de diez años y es obligatorio para propietarios de viviendas que quieran venderla o alquilarla.

La principal diferencia, es que en el alquiler con opción a compra, el inquilino podrá adquirir la vivienda en el plazo y con el precio que se pacte en el contrato, además de destinar una parte del arrendamiento mensual a la compra.